This is Gonna Hurt – Tito Ortiz

enero 25, 2009 at 9:05 am (General) (, , )

This is Gonna Hurt; The Life of a Mixed Martial Arts Champion – Tito Ortiz & Marc Shapiro

51duc4vscql_sl500_

2008; Simon Spotlight Entertainment; edición en tapa dura; 224 páginas; adquirido en Play.com; no disponible en castellano.

Tito Ortiz es uno de los luchadores más conocidos a nivel mundial en lo que a artes marciales mixtas se refiere. Este libro recorre su vida, relatando sus experiencias desde su infancia hasta convertirse en una de las mayores personalidades de Ultimate Fighting Championship y de toda la escena de MMA (en la actualidad es freelance.

El apodado Chico Malo de Huntington Beach tiene un mote muy apropiado. Forzado a vivir en moteles y caravanas de pequeño por culpa de la drogadicción de sus padres, Tito se convirtió pronot en un pequeño delincuente juvenil. Pese a que no pasó del robo o el tráfico de drogas a pequeño nivel, las experiencias vitales de Ortiz son bastante tremendas si consideramos lo que llegó a ser más adelante.

En el instituto, Ortiz descubre la lucha grecorromana, que se convierte pronto en la parte central de su vida. De ahí vino su transición al mundo de las artes marciales mixtas en la primera época de este deporte. Todo el libro es un relato directo que no se calla demasiadas cosas, viendo algunas de las cosas con las que se salió Ortiz de joven. Pero, como siempre, es un relato de un sólo punto de vista.

En este libro, Ortiz no se posiciona como el típico buenazo, pero la historia es relativamente partidista. Es fácil identificarse con alguno de los problemas que tuvo de joven y quedarse con la historia de superación personal que es su vida. Sin embargo, al ir un poco más allá es fácil encontrar pequeñas incongruencias con la experiencia de otra gente. Por ejemplo, sus problemas con Dana White, presidente de UFC, son totalmente distintos en este libro de lo que aparece en el especial de TV desde la perspectiva de White hasta el punto de que segun Tito los dos iban a acabar luchando de verdad en TV mientras que White afirma que iba a ser sólo una sesión de sparring.

Por supuesto, como viene siendo habitual, a la hora de contarnos sus peleas dentro del octógono de UFC Tito es una máquina cuando gana y tiene algún ipo de excusa cuando pierde. A pesar de eso (uno se llega a acostumbrar a oir a los luchadores decir estas cosas y ya se lo espera) el libro nos permite una vez más ir más allá de la percepción externa de UFC y nos muestra que los luchadores no son montañas de músculos sin cerebro (o al menos no todos).

Y sí, sí cuenta como conoció a la ex-estrella del porno Jenna Jameson (que va a tener gemelos suyos un dia de estos).

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

Realms of War – Philip Athans (ed.)

enero 18, 2009 at 8:07 am (General) (, )

Realms of War – Philip Athans (editor)

pic_antc

2008; Wizards of the Coast; edición de bolsillo; 352 páginas; adquirido en thebookdepository.com; no disponible en castellano.

Wizards of the Coast sigue con la tendencia actual de publicar una antología de relatos cortos cada vez que está cerca de terminar una trilogía importante. Realms of War se publica en conjunto con los libros de la Twilight Trilogy de los que se ha hablado en entradas anteriores. De esta forma, considerando que siempre incluyen historias de los autores más famosos de los Reinos (Greenwood, Salvatore, Cunningham…) se las arreglan para vender unos cuantos libros a los incondicionales de estos, que son muchos.

La diferencia de Realms of War con respecto a las últimas antologías es que se parece más a las primeras publicadas. No todas las historias estan ubicadas dentro del marco temporal de las novelas de la trilogía que la acompaña (de hecho, sólo una lo está) sino que es más bien una antología temática sobre grandes conflitos bélicos en los reinos.

Este hecho puede hacer que sea un poco más difícil meterse en cada una de las historias, pues cada una tiene su propio trasfondo y muchas veces tienen lugar en periodos de tiempo muy diferentes. Así todo, las historias son independientes y se leen bien. Con un poco de trabajo externo y la inestimable ayuda del libro de trasfondo The Grand History of the Realms, no he tenido ningún problema para entender decentemente los distintos tiempos y lugares.

Continuum, de Paul S. Kemp, es la única historia que tiene que ver con los otros libros (lógicamente, viendo quién es el autor). Está situada entre el segundo y el tercero y nos da algunos datos significativos que ayudan a explicar algunos aspectos de la trilogía. Una historia que, aunque sige teniendo interés, no se disfruta tanto si no se han leido los dos primeros libros.

Weasel’s Run, de Lisa Smedman, nos cuenta una historia de halflings en una guerra interna bastante antigua. Interesante pero nada fuera de lo común. Ed Greenwood es un autor cuyas novelas o me encantan (Spellfire, Elminster, Making of a Mage…) o no me gustan nada (Elminster in Hell). No hay término medio. Desafortunadamente, Too Many Princes cae más bien en la segunda categoría.

The Last Paladin of Ilmater, de Susan J. Morris es un relato independiente muy bien llevado a cabo y con un final bastante poco predecible que deja ganas de leer más cosas de esta autora. Sorprendentemente la historia de Elaine Cunningham, Redemption, no me dice mucho, aun habiendo leido bastantes de sus libros y disfrutado mucho con ellos.

De los autores “consagrados”, R. A. Salvatore es el que probablemente ser lleva la palma en esta antología. Bones and Stones es una excelente historia, totalmente independiente a pesar de estar protagonizada por uno de los personajes de sus últimas novelas (que aún no he leido). Nos presenta dos puntos de vista del mismo conflicto bélico, uno de cada bando. Excelente.

Son los autores menos conocidos los que brillan en este libro. Mel Odom escribe una historia excelente sobre el intento de recuperación del cargamento de un naufragio. Jaleigh Johnson nos presenta a un embaucador que tiene que convertirse en héroe por un día en Chase the Dark. Second Chance, de Richard Lee Byers, enlaza directamente con sus últimas novelas pero se entiende perfectamente y es una historia sobre un desertor que acaba convirtiéndose en la última esperanza para la supervivencia de un templo asediado por no muertos.

La estrella de la antología es sin duda alguna es Black Arrow, de Bruce R. Cordell. Un joven soldado, hijo de una familia noble, va más allá de los límites impuestos por su familia y se mete en medio de la defensa de su ciudad contra un ejército de hobgoblins y cómo al final se convierte en un héroe. Lo mejor de esta historia es que Cordell nos nos da todos los detalles y somos nosotros los que nos tenemos que imaginar qué fue lo que pasó… o esperar a ver si le da por continuar esta historia en una futura antología.

Como siempre, las antologías de los reinos son agradecidas de leer si somos capaces de vivir sin enterarnos de todos los detalles de las historias.

Permalink Dejar un comentario

Shadowrealm – Paul S. Kemp

enero 11, 2009 at 10:38 am (General) (, )

Shadowrealm – Paul S. Kemp

n252381

2008; Wizards of the Coast; 340 páginas; edición de bolsillo en inglés; adquirido en thebookdepository.co.uk; no disponible en castellano.

El tercer libro de la trilogía de The Twilight War sólo tiene un pequeño problema: El anterior dejó el listón demasiado alto y es difícil mantener ese mismo nivel. Sin embargo, Shadowstorm es excelente más por la forma en que se desarrollan los acontecimientos que por la historia. Es un libro que brilla por su estilo narrativo más que por el argumento, que es también excelente. Shadowrealm no tiene esa sensación de velocidad frenética que hace que no quieras dejar de leer, pero sí que tiene una forma espectacular de concluir la trilogía.

El tema principal de la novela es la tormenta de sombra (shadowstorm) extendiéndose por Sembia mientras Cale y Riven tratan de buscar una forma de detenerla. Por otro lado tenemos la caida de Magadon, que cada vez es menos él mismo debido a la pérdida de la mitad de su alma a manos de su padre (que Cale también desea recuperar), los Shadovar tratando de hacerse con el control político de Sembia, la continuación de la historia de Abelar Corinthal y las maquinaciones de los dioses Mask y Shar.

Kemp demostró en Shadowstorm que podía manejar una historia con muchas líneas argumentales de manera excelente. Ahora demuestra que también puede cerrar todas esas líneas de forma satisfactoria, dejando también la posibilidad de una continuación de la historia en futuras novelas, salvando el salto de 100 años que todo el trasfondo de los Reinos Olvidados da con la cuarta edición de Dungeons & Dragons.

Como siempre, los personajes son creibles desde un punto de vista psicológico. No son estáticos ni unidimensionales. Su forma de pensar y de actuar evoluciona de manera lógica. Ya sólo por eso uno espera con ánsia las próximas novelas de Kemp, que ya es lo suficientemente importante a los ojos de WotC como para que pueda editar sus próximos trabajos en tapa dura.

Si le podemos poner una pega a la novela es que quizá suceden demasiadas cosas a la vez y hay gente que al leerla puede confundirse. No es mi caso. De hecho lo prefiero así. El final es magnífico e inesperado.

No me preocupa mucho lo que se publica o no en castellano, pero sí que me gustaría ver los libros de Kemp traducidos, sólo para que más gente pueda vdisfrutar de ellos de la forma en la que yo lo hago. Recomendación máxima.

Permalink Dejar un comentario

Shadowstorm – Paul S. Kemp

enero 2, 2009 at 10:19 am (General) (, )

Shadowstorm – Paul S. Kemp

pic_twi2

2007; Wizards of the Coast; edición de bolsillo en inglés; 352 páginas; adquirido en thebookdepository.co.uk; no disponible en castellano.

A la hora de ver cosas en la televisión siempre he preferido las series a las películas. Sencillamente, me gusta que las cosas abarquen varias líneas argumentales y a veces eso es muy difícil de hacer en un par de horas. Las series lo tienen más fácil.

Me encanta ver como montones de diferentes argumentos acaban convergiendo en el mismo punto, me gusta ver cuales son los puntos que concluyen y cuales quedan abiertos, me gusta especular sobre lo que va a pasar. Me gusta que pasen muchas cosas, básicamente.

En Shadowstorm eso es lo que sucede. Kemp riza el rizo con respecto a la novela anterior de Erevis Cale. Lo que en Shadowbred era una historia interesante se revela ahora como un simpre preludio, una forma de preparar a los personajes para todo lo que sucede en Shadowstorm.

Por una parte tenemos a Erevis Cale, que tiene que tratar de recuperar una parte de la esencia de su dios, Mask, que fue robada por Kesson Rel, antiguo Elegido de Mask y ahora sirviente de Shar. Riven, su antiguo rival y ahora compañero y Magadon son sus cómplices en la historia.

Por otro lado tenemos el inicio de la guerra civil en Sembia, con Tamlin Unkreven como cabeza de la ciudad de Selgaunt y Rivalen ofreciendo una alianza con los Shadovar con la intención de hacerse con el control del país.

En tercer lugar, Abelar Corinthal, un clérigo de Lathander que aparece como el paradigma de la virtud que al final de la novela acaba sufriendo un cambio importante y renunciando a su dios. Los cambios en los personajes y el hecho de que no hay “buenos y malos” sino un enorme espectro de color gris, ni blanco ni negro, es uno de los temas que aparecen de forma recurrente a lo largo de la trilogía.

El libro tiene momentos verdaderamente memorables que parece que podrían ser forzados o arquetípicos, pero Kemp los hace parte de la historia de una forma tan natural que tienen absoluto sentido. La carga de la compañía de Abelar (“Son muchos, nosotros pocos”), la batalla con Kesson Rel en el plano de las sombras, la batalla final con elementales, un asedio, un dragón, magos… todos los componentes épicos que puede uno querer y más.

El estilo de Paul S. Kemp en esta novela adquiere un carácter mucho más dinámico hasta llegar a ser frenético. Muchas veces usa pasajes muy cortos cambiando el punto de vista con mucha frecuencia, especialmente al final del libro. Pese a que suelo leer entre 50 y 100 páginas de un libro al día, durante las últimas 200 páginas de Shadowstorm casi no fui capaz de dejar el libro ni para comer.

Dicen que los segundos libros de trilogías tienden a ser los más flojo. En este caso no hay frase más falsa que esa. Sin duda alguna lo mejor que he leido en 2008.

Permalink Dejar un comentario