Counselors & Kings Trilogy – Elaine Cunningham

octubre 26, 2008 at 8:04 am (General) (, )

Trilogía Counselors & Kings – Elaine Cunningham

The Magehound (2000), The Floodgate (2001) y The Wizardwar (2002). Wizards of the Coast; Edición de bolsillo en inglés; 312 páginas cada uno; Adquiridos via Ebay.com; No disponibles en castellano.

Elaine Cunningham es famosa por sus libros de Aralyn Moonblade (la serie de los arpistas) de Reinos Olvidados, así como por Evermeet, un libro que cuenta la historia del pueblo elfo en Faerun. Es también autora de unos cuantos libros de Star Wars y de otro par de trilogías de los Reinos, menos conocidas: los libros de la elfa oscura Liriel Baenre y la trilogía Counselors & Kings.

A pesar de estar enmarcados dentro de los Reinos Olvidados, estos tres libros bien podrían ser parte de un mundo propio, pues están situados en Halruaa, una zona bastante diferente al resto de los Reinos. Cunningham nos presenta con una sociedad controlada por los usuarios de magia, bastante más comunes que en otras áreas.

Uno de los dos protagonistas principales, Matteo, es un jordain, una especie de sociedad formada por gente que no tiene ningún tipo de capacidad mágica y que son educados para ser los consejeros de los grandes magos de las ciudades-estado de Halruaa. Los matrimonios en Halruaa se conciertan consultando mágicamente para conseguir el mejor resultado de la unión de la pareja en cuanto a hijos se refiere, por lo que los jordaini van siendo escogidos antes de nacer. Todos ellos son separados de sus padres y educados en una academia.

La característica más importante de los jordaini es que, al no tener nada de magia, son muy resistentes a la misma, por lo que es difícil influirles mágicamente y son perfectos consejeros en un país repleto de magia por todos lados.

Matteo salva a Tzigone, una joven con todos los papeles para ser arquetipo de historia de fantasía (amnesia, padres desconocidos, magia…) de Kiva, una elfa que a pesar de ser la encargada de controlar a los jordaini parece que tiene sus propios motivos. Matteo comienza a encontrar contradicciones en la sociedad de Halruaa y en su orden y trata de buscar respuestas. De esta forma se va descubriendo toda la trama, que consiste en que Kiva trata de cerrar (o abrir, su motivación no queda clara) un portal al plano elemental del agua donde está atrapado su antiguo maestro, el nigromante Akhlaur, uno de los grandes magos de Halruaa.

Para ello tiene que deshacerse del montruo conocido como el Laraken, que se alimenta de magia. Por eso debe de tratar de manipular a Matteo y a sus compañeros de orden.

El segundo libro comienza con el Laraken devuelto al plano elemental, lo que sirve para devolver energía mágica a Akhlaur, y con el portal transportado a otro lugar por Kiva. Tzigone se convierte en aprendiz de mago y Matteo en el consejero de la reina. Mientras Kiva trata de organizar la forma de manipular al resto de los personajes para conseguir el retorno de Akhlaur, Matteo y Tzigone van descubriendo cosas de su pasado. Kiva se convierte a estas alturas en una especie de villano con el que se puede enpatizar fácilmente al estar dividida entre dos responsabilidades.

Después de toda una serie de coincidencias típicas de estos libros, Akhlaur vuelve a Halruaa y el tercer libro relata todo el desenlace de la trilogía, con consecuencias a gran nivel para toda la zona y atando todos los cabos sueltos que se fueron dejando en los dos libros anteriores. Por no desvelar muchas cosas, basta decir que a pesar de que Cunningham utiliza unos cuantos clichés de novelas de fantasía, el resultado es lo suficientemente diferente debido a lo inusual del trasfondo.

Desgraciadamente, con los cambios que se han llevado a cabo en los Reinos Olvidados en la cuarta edición de Dungeons & Dragons (básicamente se ha destruido la zona) es poco probable que podamos ver algún tipo de secuela a una serie tan interesante como ésta. La forma de escribir de Elaine Cunningham es muy accesible, con prosa sencilla y rápida pero sin caer en el exceso de diálogos ni en la acción recurrente.

No es fácil hacerse con estos libros, al estar descatalogados ya, pero merecen la pena.

Permalink Dejar un comentario

The Last Hero – Terry Pratchett

octubre 19, 2008 at 2:27 pm (General) (, )

The Last Hero – Terry Pratchett

Victor Gollancz Ltd, 2001; libro ilustrado en gran formato y tapa blanda en inglés; 176 páginas; adquirido en Play.com; no disponible en castellano.

The Last Hero es el vigesimoséptimo libro de la serie de Mundodisco, aunque presenta un cambio con respecto a los anteriores. Es el primer (y único hasta la fecha) libro con ilustraciones. En realidad es una historia muchísimo más corta que el resto de los libros. 176 páginas de las que buena parte son ilustraciones del genial Paul Kirby.

A pesar de que estamos acostumbrados a leer historias mucho más extensas de Pratchett, el autor demuestra que puede desenvolverse perfectamente en este formato.

Cohen el bárbaro y su grupo de héroes bárbaros sexagenarios, que habíamos dejado en el equivalente a China en el Mundodisco en la novela Interesting Times con Cohen como emperador, deciden terminar su andadura en el disco con una gesta importante: devolver el fuego a los dioses. Pero con intereses. La idea del grupo es escalar la montaña que está en el eje del Mundodisco donde moran los dioses, Cori Celesti, y volarla con explosivos.

Por otro lado, en Ankh-Morpork el Patricio Lord Vetinari se entera del plan y decide tratar de pararles, ya que si se destruye a los dioses se destruiría el Mundodisco. Para ello se crea una expedición de tres personas: Leonardo de Quirm (Da Vinci en Mundodisco), el capitán de la guardia Carrot y el mago frustrado Rincewind. Para conseguir alcanzar a los bárbaros, De Quirm inventa una especie de nave espacial propulsada por pequeños dragones-mascota, que lanzarán en el borde del mundo hacia abajo y que se supone que pasará por debajo y cogerá impulso para llegar a Cori Celesti.

Así tenemos una entretenida pequeña novela que se lee muy rápido y que trata temas que van desde los clichés de la literatura fantástica (héroes y villanos, la famosa posibilidad de uno entre un millón que siempre acaba ocurriendo..), la carrera aeroespacial (incluyendo una visita a la luna del Mundodisco), mitología (los dioses que se crean según la gente cree en ellos) o la historia de Prometeo (que esta vez trata de invertirse).

Un libro muy entretenido, lo suficientemente ligero como para dar una lectura sencilla y a la vez con los típicos giros ácido-humorísticos de Pratchett. Todo libro que pueda hacer alusiones a Peter Pan y a Ray Bradbury una cerca de la otra es bueno…

Permalink Dejar un comentario

Nagash The Sorcerer – Mike Lee

octubre 13, 2008 at 4:35 pm (General) (, )

Nagash The Sorcerer – Mike Lee

Black Library; 2008; edición de bolsillo en inglés; 520 páginas; adquirido via Play.com; no disponible en castellano.

Primer libro de la segunda trilogía dentro del epígrafe Time of Legends de Warhammer. Si el primer libro publicado, Heldenhammer, se dedica a la vida de Sigmar, éste versa sobre la de Nagash, uno de los antagonistas más importantes del universo WH Fantasy.

Éste es el primer libro de Mike Lee que leo, exceptuando su contribución a las novelas de los Space Wolves (en las que es un tercio de los autores que escriben bajo el nombre de Lee Lightner). Lee es el autor de las novelas de Malus Darkblade, que esperan pacientemente su turno en mis estanterías.

Nagash es el hijo primogénito del rey de Khemri, una de las ciudades-estado de Nehekhara. La ambientación corresponde hasta cierto punto al Egipto faraónico del mundo real. La historia nos muestra cómo Nagash se va convirtiendo en el nigromante más poderoso del universo Warhammer. Se nos presenta un personaje que hasta cierto sólo desarrolla su parte malvada, la ambición y la sed de poder mágico y político.

El libro va alternando capítulos en dos lineas temporales, con una separación de doscientos años entre unos y otros, hasta que las dos historias se acaban solapando. El libro es una continua historia de guerra. Primero vamos asistiendo a la subida al poder de Nagash en Khemri y al aumento de su poder mágico, gracias al estudio de la mágia de tres elfas oscuras hechiceras que son capturadas en la batalla en la que muere el padre de Nagash. A pesar de que según las costumbres de Nehekhara es el segundo hijo el que hereda el poder (el primogénito se entrega a los dioses, así Nagash es miembro del clero), Nagash rompe las tradiciones con un golpe de estado desde dentro.

El libro desarrolla muy poco la trama. Simplemente vamos de batalla en batalla viendo cómo Nagash y sus aliados van conquistando las diferentes ciudades-estado, cómo algunos de los aliados le traicionan, la guerra contra estos últimos y la supuesta derrota final del nigromante. No hay grandes cambios en la historia y es bastante lineal, sin giros ni subterfugios.

Lo que sí tiene este libro es gran cantidad de detalles sobre las costumbres de Nehekhara, bastante diferentes del resto del continente (en el que se situan la mayoría de las novelas de WH). Los dioses son los proveedores de magia para los mortales y exigen un precio a cambio, lo que la convierte en una herramiento que sólo se debe usar en momentos de extrema necesidad. Nagash descubre que hay otras formas de magia y explota ese hecho.

El libro es interesante como pasatiempo, es entretenido de leer y presenta sorpresas curiosas, pero no va más allá. Una historia entretenida sin mayores pretensiones, lo suficientemente interesante para darle una oportunidad al siguiente volumen cuando salga, pero nada fuera de lo que podemos considerar literatura de consumo rápido.

Permalink Dejar un comentario

Thief of Time – Terry Pratchett

octubre 3, 2008 at 8:24 pm (General) (, )

Thief of Time – Terry Pratchett

Corgi; 2001, edición de bolsillo en inglés; 430 páginas, adquirido en FNAC Callao (Madrid), no disponible en castellano.

Hace ya más de tres años que no leía una novela del Mundodisco, a pesar de ir haciéndome con todas las que iban saliendo. Probablemente fue cuestión de asociar la lectura a las circunstancias que rodeaban mi vida cuando estaba leyendo la anterior novela de la serie, una temporada no muy agradable (por decir algo). Sin embargo, todo va hacia adelante y hacía falta un reencuentro con la genialidad humorística de Pratchett.

Y menudo reencuentro fue. Thief of Time es probablemente uno de los mejores libros de esta larguísima serie de novelas (esta es la vigesimosexta). Si bien es cierto que el humor de asociación de ideas de Pratchett no es apto para todo el mundo, la capacidad ácida del autor inglés y los roces momentáneos con el humor absurdo son particularmente efectivos con un servidor, conviertiendo este libro en una absoluta delicia intelectual que a la vez puede pasar por una lectura desenfadada.

El argumento versa en torno a los Auditores, unas entidades sobrenaturales que vienen a ser como la burocracia del tiempo y que odian todo lo que está vivo, convencen a un relojero de Ankh-Morpork para construir un reloj de cristal perfecto, con lo que aprisionarían al Tiempo en sí (como si fuera una persona) y básicamente eliminar la impredecibilidad humana del universo. Por otra parte tenemos a Lu-Tze (que ya apareció en Small Gods) y a Lobsang Ludd, dos de los Monjes de la Historia (los encargados de que el tiempo fluya normalmente) tratan de ir a Ankh-Morpork para evitarlo. Al mismo tiempo Susan, la nieta adoptiva de la Muerte (en su representación antropomórfica) tratará de conseguir que los planes de los auditores no lleguen a puerto ya que su abuelo tiene unos tratos anteriores con los mismos y no puede intervenir directamente.

En este punto se da uno cuenta que una persona que no sepa nada del Mundodisco y que lea lo escrito anteriormente no se enterará de nada. Es normal. Para el que conoce las novelas podrá encontrarle sentido.

Si hasta aquí parece complicada la cosa, a todo eso hay que añadirle una Auditora que adopta forma humana y que acaba oponiéndose a sus compañeros, la aparición del quinto jinete del Apocalipsis (que se separó de sus congéneres antes de que se hicieran famosos y que se dedica a repartir leche de casa en casa), el uso de bombones de chocolate como arma ofensiva, Yetis que pueden “guardar” su vida como si fuera un videojuego (para poder volver atrás en caso de que los maten), muchas referencias a las artes marciales (Karate Kid incluido), referencias a Momo de Michael Ende, el arte marcial conocido como Dejá Fu… casi nada.

Uno de los conceptos más interesantes del libro es el de substitución, entendiendo esto como lo opuesto a una superstición. Si una superstición es creer en algo sobrenatural que no es cierto, una substitución es no ver algo real porque todo el mundo piensa que no existe.

La resolución de la historia la dejamos para los que se animen a leer el libro. La lectura merece la pena, a pesar de que todavía no ha salido en castellano. No tardará.

Permalink 1 comentario